“Tommynow Drive” mantiene esa esencia de la marca por el mundo del motor.

 

 

Cerrar la Fashion Week de Milán de la mano de Tommy Hilfiger es un éxito asegurado. La pasarela la empezó abriendo Gigi Hadid, ya que era la protagonista de esta nueva colección. A pesar de las polémicas declaraciones del diseñador por los desfiles de moda, volvemos a encontrarnos con un espectáculo encima de una pista de carreras, con una estética completamente inspirada en el mundo del motor.

 

 

Las prendas destacan por la combinación de distintos tipos de formas y el juego de los estampados con los tejidos transparentes. También vemos la inspiración en antiguos diseños de la marca, pero interpretándolos de forma distinta. En cuanto a los tejidos, podemos ver variedad de colores, entre los rojos, blancos, azules y negros y texturas que hacen que algunas prendas sean más ajustados y otras más vaporosas.

 

 

Destacando la cápsula de TommyxGigi que se incluye en esta colección, podemos ver muchos accesorios que toman protagonismo en los looks, que mezclan prendas más deportivas con diseños más casual, algo que va mucho con la marca y la esencia de esta.

#FASTGARMS

Like
Like Love Haha Wow Sad Angry